Posposición de los comicios viola la Constitución

ASAMBLEA NACIONAL USURPA FUNCIONES DEL PODER ELECTORAL

Caracas, 14 marzo de 2009
NPS 278

Súmate insta al Poder Electoral a ejercer su autoridad e impedir que la Asamblea Nacional le usurpe sus funciones, al pretender posponer las elecciones municipales y de juntas parroquiales a través de la modificación del artículo 82 de la Ley Orgánica del Poder Municipal, el cual establece que el período de las autoridades municipales electas es de cuatro años.  

A los 2.389 concejales y 3.207 miembros de juntas parroquiales que fueron electos el pasado 07 de agosto de 2005 se les cumple el período de cuatro años de ejercicio en agosto de 2009, por lo que el CNE ya está en mora en la convocatoria de estos comicios, pues de acuerdo a la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política toda elección debe ser formalmente convocada por el organismo electoral seis meses antes de su celebración (Artículo 152). 

En enero de este año la Asamblea Nacional le impuso su agenda política del Referendo de la Enmienda Constitucional al CNE, exigiéndole convocarlo en el plazo de un mes, aunque no estaba pautado en el calendario electoral. Ahora, con la decisión de posponer las elecciones de concejales y miembros de juntas parroquiales, ya se harían hábito estas imposiciones del Poder Legislativo al Poder Electoral.  

En caso de modificar el artículo 82 de la Ley Municipal, el Poder Legislativo violaría el artículo 298 de la Constitución de la República, que impide la modificación de las leyes que regulan los procesos electorales seis meses antes de cualquier evento comicial. De acuerdo con los expertos de Súmate, el hecho de que el CNE no haya convocado estas elecciones no significa que no deban realizarse en el segundo semestre de este año, ya que las mismas deberían estar previstas en la agenda de eventos electorales del Poder Electoral, por el vencimiento de los períodos de gestión de concejales y miembros de juntas parroquiales.

AN está en deuda con leyes para nuevas figuras de participación popular
Otro de los planteamientos de Súmate es que los diputados de la Asamblea Nacional, en vez de reformar la Ley Orgánica del Poder Público Municipal para poder posponer los comicios municipales, violando con ello la Constitución, deberían dedicarse a cumplir con su función de legislar con el fin de saldar la deuda que tienen con los venezolanos en cuanto a la discusión pública y aprobación de las leyes para nuevas figuras de participación popular previstas en la Constitución. 

Entre las figuras contempladas en la Constitución y que requieren la ejecución de actos electorales, Súmate menciona: la consulta popular o referendo consultivo (Art. 71); la revocatoria del mandato (Art. 72); el cabildo abierto y la asamblea de ciudadanos (Art. 70); la iniciativa legislativa popular (Art. 204); el consecuente referendo aprobatorio (Art. 205); el sometimiento a referendo popular de leyes por decisión de la Asamblea Nacional (Art. 73); la iniciativa y referendo aprobatorio popular de tratados internacionales (Art. 73); el referendo popular abrogatorio (anulatorio) de leyes (Art. 74); la iniciativa y consulta aprobatoria de enmiendas y reformas constitucionales (Art. 341-344); y la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente (Art. 348). 

Adicionalmente, según Súmate, la Asamblea Nacional está incursa en una omisión legislativa, debido a que la disposición transitoria sexta de la Constitución (1999) le ordenaba desarrollar dentro de los 2 primeros años de entrada en vigencia de la misma, todos los principios y derechos enarbolados en ella. Esto quiere decir que la Asamblea Nacional tiene siete años de mora con el proyecto de ley de referendos, aún cuando éste no haya sido entregado por el CNE. También está en deuda, junto con el CNE, con la Ley de Procesos Electorales, ya que según la Disposición Transitoria Tercera de la Ley Orgánica del Poder Electoral sancionada en el año 2000, debió discutirse y aprobarse dentro del primer año siguiente a su instalación.

…Construimos Democracia