El gobierno pretende desconocer decisión popular del 23-N

DEBEMOS DEFENDER A TODOS LOS GOBERNADORES ANTE ARREMETIDA CONTRA LA DESCENTRALIZACIÓN

Caracas, 17 marzo de 2009
NPS 279

La decisión del gobierno nacional de sustraerle a las gobernaciones la administración de puertos y aeropuertos, carreteras y autopistas nacionales, como colocar una autoridad única para el Distrito Capital y diferir las elecciones municipales y de miembros de juntas parroquiales; es para Súmate una demostración contundente de que estamos transitando el camino para la reducción del poder estadal y municipal, con el fin de concentrarlos en la Presidencia de la República. 

Para Súmate es muy grave que en esta acción estén alineados el Tribunal Supremo de Justicia, la Fuerza Armada Nacional y la Asamblea Nacional, esta última al aprobar la reforma a la Ley de Descentralización.  

El 333 de la Constitución nos da el mandato de defenderla
Con la reforma a la Ley de Descentralización, la Asamblea Nacional desconoce lo establecido en el artículo 164 de la Constitución, cuya modificación fue rechazada por los venezolanos en el referendo de la reforma constitucional el pasado 2 de diciembre de 2007, a través del voto popular. 

Los ciudadanos tenemos el deber de defender la Constitución cuando se pretende derogar aspectos previstos en ella, tal como lo establece el artículo 333 de la misma. Por este motivo, debemos exigirles a todas las autoridades electas, de cualquier partido u orientación política, que defiendan las competencias y recursos de sus estados y municipios, como también respaldar las iniciativas que éstos realicen, independientemente de que hayamos votado a favor o en contra de ellos. 

Centralizar servicios atenta contra calidad de vida de comunidades
Es oportuno resaltar que durante los últimos 20 años, uno de los principales avances políticos en el país ha sido la descentralización del poder público, que ha permitido a los venezolanos elegir a sus autoridades estadales y municipales. Este logro ha redundado en mejoras de la calidad de vida de las comunidades, ya que tienen la potestad de elegir y destituir a los funcionarios públicos que deben dar solución a sus necesidades locales más apremiantes como salud, agua, energía eléctrica, seguridad, transporte público.  

Con la apropiación, por parte del Ejecutivo Nacional, de las competencias de las gobernaciones en la administración de los puertos y aeropuertos se le está eliminando una fuente de ingresos propios a esas entidades, la cual tiene como destino contribuir a la solución de muchas de sus necesidades.

…Construimos Democracia