Con aprobación de un sistema paralelo se colocan de espalda a la Constitución
ASAMBLEA NACIONAL DESCONOCE APORTES Y OBSERVACIONES DE LA SOCIEDAD EN SEGUNDA DISCUSIÓN DE LEY ELECTORAL

Caracas, 30 julio de 2009
NPS 290

Súmate denuncia que la población venezolana desconoce el informe del proyecto de ley Orgánica de Procesos Electorales que comenzó a debatir hoy la Asamblea Nacional, en segunda discusión, en el cual se ignoraron los aportes, consideraciones y observaciones formuladas por la sociedad en las diferentes consultas realizadas por el órgano legislativo así como en distintos foros organizados por las más variadas asociaciones civiles, ONGs y grupos de expertos en el área electoral. Esta organización ciudadana considera que esta conducta es la mayor de las pruebas de una política legislativa sesgada a la visión impuesta por el partido del gobierno por encima del bienestar de la democracia venezolana, ante una ley que definirá el tipo de convivencia social que tendremos en los próximos años.  

También deplora que se esté llevando a cabo esta segunda discusión sin que se haya escuchado al país, prueba de ello lo constituyen las distintas poblaciones de los estados Barinas y Trujillo, las cuales se quedaron esperando por la consulta de este instrumento, anunciada por la Comisión de Participación Ciudadana de este parlamento el pasado 14 de este mes. 

Al aprobarse, esta tarde, el artículo 8 del nuevo instrumento jurídico, que consagra que el sistema electoral venezolano es de ahora en adelante “un sistema paralelo” para la elección de los cuerpos legislativos, se intenta darle una aparente legalidad a un sistema electoral de representación mayoritaria, que viola el principio de representación proporcional consagrado en los artículos 63 y 293 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, como le fue explicado a la Asamblea en las escasas consultas realizadas y como ha sido ampliamente divulgado a la opinión pública.  

Según explica Súmate, es insustentable el argumento de la Asamblea de cumplir con el principio de la personalización del sufragio con los cargos nominales y con el principio de representación proporcional únicamente para las listas de partidos, pues carece de lógica que la representación proporcional aplique a su vez sólo a una porción de los cargos en disputa. 

Súmate le recuerda a los parlamentarios que se deben al país y no a una parcialidad política coyuntural, por lo cual les reclama la aprobación de una ley electoral en sintonía con las demandas y necesidades de un pueblo verdaderamente democrático.

…Construimos Democracia